5 razones para invertir en inmuebles de esquí

5_razones_invertir_inmuebles_ski

En el mundo de las finanzas y las inversiones, existen algunas que tienen mucho más riesgo que otras, y también existen las que reportan grandes beneficios o las que van dando beneficios más pequeños, pero de manera constante.

Esto es una opción personal de cada inversor, y del perfil de riesgo que decida tomar, pero lo que está claro es que todo el mundo quiere obtener los máximos beneficios posibles cuando se toma la decisión de empezar a invertir. Uno de los sectores con más beneficios que existen es el de la inversión inmobiliaria, y más en concreto, la inversión en inmuebles de esquí.

¿Por qué? Pues para explicarlo de forma sencilla y genérica, los motivos son que las personas que realizan esquí cada año son asiduas y nunca fallan a su plan, que además es un deporte relacionado con buenas condiciones económicas y que según algunas estadísticas, las personas prefieren alquilar un inmueble para los días que van a esquiar que alojarse en un hotel.

Si aún no veis claro lo de empezar a invertir en inmuebles de esquí, aquí os vamos a dar hoy cinco buenas razones por las cuáles tomar esta decisión os puede reportar muchos beneficios económicos. Si además sois aficionados al deporte, y le vais a dar un uso personal a la casa que tengáis en un lugar donde hay montañas y circuitos cerca para esquiar, será todavía mucho más recomendable.

Claves para invertir en inmuebles de esquí

  • 1- Los inmuebles de esquí tienen siempre buen potencial de crecimiento

En general, y a no ser que se trate de algún evento muy específico, los inmuebles vacacionales siempre tienden a aumentar su valor con el paso del tiempo. Es cierto que, como cualquier tipo de inversión, en momentos de crisis económica quizá el precio se vea algo afectado, pero como os comentábamos anteriormente, al tratarse de un sector relacionado con las buenas situaciones financieras, lo más probable es que su precio mejore con los años.

En el caso de que además el inmueble esté situado en una muy buena ubicación, como cerca de las pistas de esquí o en alguna zona donde se encuentren restaurantes o bares, el potencial de crecimiento todavía será mayor.

  • 2- Se trata de una inversión de riesgo muy bajo

Precisamente por el hecho de que siempre tengáis la posibilidad de vender un inmueble a mejor precio del que tenía cuando lo adquiristeis, hace que el riesgo de inversión sea muy bajo. En el peor de los casos, el precio se mantendrá, pero no sucede como con otras inversiones en las que de repente, debido a algún movimiento del mercado, se puede perder todo de golpe.

  • 3- La comodidad y conveniencia de su uso personal

Como mencionábamos al principio del post, en el caso de que hayáis decidido comprar una propiedad de esquí, y además seáis aficionados a este deporte, vais a poder disfrutar mucho de estos bienes raíces durante el tiempo que los tengáis.

Una buena inversión, en este caso de inmuebles de esquí, no solamente viene dada por la rentabilidad económica que podáis sacarle si lo alquiláis, por ejemplo. Todo el dinero que ahorraréis en alojamiento cada vez que disfrutéis de vuestro propio espacio, también forma parte de la buena inversión.

  • 4- Posibilidades para sacarle rentabilidad durante todo el año

Hay algunas personas que adquieren un inmueble de esquí para disfrutarlo personalmente y tenerlo como una inversión de cara al futuro, y otras que lo adquieren simplemente para alquilárselo a otras personas y así rentabilizar la inversión que un día hicieron comprándolo.

También existe un camino medio, que es el de darle un uso personal y sacarle rentabilidad al alquilarlo por temporadas. Una casa en un lugar donde se practica esquí no deja de ser útil el resto del año, ya que normalmente está situada en parajes naturales agradables que también se disfrutan con las altas temperaturas.

Es posible usarlo una parte de la temporada de invierno, y alquilarlo otra parte. O bien usarlo durante el resto del año y alquilarlo en el momento en el que más rentabilidad se le va a sacar, es decir, en los meses de nieve.

  • 5- El traspaso del inmueble de generación en generación

La última gran razón por la cuál es tan recomendable invertir en inmuebles de esquí, es el hecho de que sea un bien que se puede traspasar a hijos y nietos, y, en definitiva, de generación en generación.

Los inmuebles no caducan, y, como os veníamos contando, tampoco pierden valor sino que lo van incrementando con el paso del tiempo. A día de hoy los inmuebles son mucho menos económicos que hace treinta o cuarenta años, y por tanto las personas que han ido heredando esta inversión, podrán sacarle mucha rentabilidad. En el caso de que queráis invertir y disfrutar de vuestra propia inversión por mucho tiempo, no tenéis que preocuparos porque se podrá traspasar a la siguiente generación y que aun así siga siendo una inversión muy rentable.

En definitiva, si sois de los que cada año alquiláis un lugar para disfrutar de las maravillas que el esquí aporta, y os estáis planteando invertir en comprar un inmueble, es importante que tengáis esta información: tomar esta decisión no solamente os vendrá bien por una cuestión práctica, sino de cara a vuestras inversiones y al futuro de vuestra economía, cuando el inmueble vaya revalorizándose y vosotros podáis tomar la decisión de seguir conservándolo o, en un momento dado, si lo necesitáis, poder venderlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.