¿Cómo se invierte en ETFs temáticos?

invertir_etf_tematico

¡Bienvenidos una vez más a nuestro blog! Si habéis estado atentos a las últimas actualizaciones, probablemente sepáis ya que recientemente os hablamos de los ETFs temáticos.

Para hacer un poco de memoria os decimos que el ETF temático es un tipo de producto financiero que consiste en capitalizar tendencias sociales específicas, para intentar obtener rentabilidad con temas muy concretos. Un ejemplo que os poníamos era el de la inteligencia artificial, y en general el de todo el mundo tecnológico, el cuál es evidente que ha tenido un gran avance en las últimas décadas, y específicamente en los últimos años.

Según los análisis de un gran número de expertos en inversiones, los ETFs temáticos han sido el producto financiero por excelencia de los recientes años 2020 y 2021. En un mercado que se ha visto fuertemente afectado por los acontecimientos sociales que hemos vivido, con la pandemia, las restricciones y el confinamiento, los ETFs temáticos han sabido crecer y ser la referencia para muchísimos inversores.

Pero… ¿Cómo se invierte en ETFs temáticos? ¿Qué debéis saber sobre ellos para poder añadirlos a vuestra cartera de inversión y conseguir beneficios con ellos? Vamos a contaros todo con más detalle… ¡Continuad leyendo el post para estar al día!

La importancia de llevar a cabo buenos análisis

Para poder encontrar ETFs temáticos que valgan la pena, y que sean rentables económicamente en algún momento, es muy importante tener conocimiento sobre lo que está pasando en el mundo. Se habla de forma romántica de tener buen o mal ojo, pero esto siempre está dictaminado por tener datos e información verídica que nos hagan tomar decisiones.

En base a esa investigación previa sobre lo que está sucediendo, podemos forjarnos nuestra propia opinión y creencia objetiva sobre qué ETFs temáticos son rentables o no. En primer lugar, la historia que hay detrás de dicho ETF debe de ser sólida y tener algún sentido. No es posible que no conectemos con lo que nos están contando, o que, aunque nos pueda parecer buena idea, no creamos que vaya a tener mucho éxito de cara al futuro.

Y es que el futuro es todo. También hay que sopesar si un tema es interesante, aunque sea imaginando que no va a conseguir despegar hasta dentro de unos años. Ese tipo de rentabilidad, a la larga, también puede suceder y en muchas ocasiones merece la pena. Y, precisamente, en relación con el tema del futuro, también es importante tener una estrategia para invertir en ETF pero mostrarse mínimamente flexible con la posibilidad de que a medida que pasen los años, las cosas cambien.

Así pues, si estáis decididos a invertir en ETFs temáticos, los pasos son los siguientes. Debéis analizar el mercado, leer sobre el tema y sacar conclusiones sobre los ETFs temáticos que más se están mencionando. Ese ejercicio de análisis os ayudará a tomar decisiones concretas: cuánto invertir, cómo hacerlo, de qué forma incluirlo en la cartera de inversión y cuándo hay que sacarlo en caso de ver que las cosas están yendo mal.

Características de los ETFs temáticos que tenéis que conocer

Ahora que ya sabéis la importancia que tiene que antes de invertir en ETFs temáticos, paséis un periodo de reflexión, análisis y toma de decisiones, quizás os interesen otras características de este tipo de producto financiero. Esto es importante también a la hora de tomar decisiones sobre vuestra estrategia de inversión una vez ya hayáis estudiado, analizado, y escogido fondos o temáticas interesantes.

Pues bien, otro detalle que debéis saber es que los ETFs temáticos pueden dar mucho dinero, pero también conllevan mucho riesgo. Cuanta más alta sea la rentabilidad, también más posibilidades de pérdidas tiene y esto es algo a tener muy en cuenta para decidir cuánta importancia le vamos a dar a un ETF temático en nuestra cartera de inversión.

Para poneros un ejemplo concreto, hay algunos sectores tecnológicos que han sufrido grandes variables en cuestión de semanas, y este es el riesgo precisamente que hay que tomar si lo que queréis son rentabilidades altas. El sector de la robótica y la automatización, por ejemplo, tuvo pérdidas de un 16% en el año 2018 después de haber sido una gran promesa en el año 2017. No obstante, el siguiente año, en 2019, los beneficios subieron rápidamente hasta un 32%.

¿Qué se puede hacer contra este riesgo de los ETFs temáticos si, en realidad, sois inversores tranquilos que no podéis permitiros ese tipo de subidas y bajadas? Pues utilizar los ETFs temáticos como producto más complementario. Si, por ejemplo, tenéis una cartera sólida en base a productos financieros con mucho menos riesgo, lo que podéis hacer es depositar una pequeña parte en uno de estos ETFs y probar suerte, pero sin que sea el eje central de vuestra cartera de inversión.

A medida que los meses vayan pasando, y siempre que analicéis bien cómo ha sido la rentabilidad de uno de estos ETFs en los últimos meses, o en el último año, quizás podáis darle más importancia. Pero, ahora sí, con conocimiento de causa y sabiendo perfectamente por qué estáis tomando las decisiones que tomáis.

De forma genérica, os recomendamos que siempre leáis mucho sobre inversiones antes de lanzaros a ello. Que visitéis muchas páginas y brókers online para saber de qué se trata y forjaros una opinión propia al respecto. Y, por supuesto, que siempre que podáis consultéis nuestro blog donde os informaremos debidamente sobre algunos tipos de productos, como el de los ETFs temáticos, así como sobre algunas novedades y noticias en el mundo de las inversiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.